El Astrónomo Errante

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Un nuevo estudio sugiere que Marte no tuvo un gran océano

E-mail Imprimir
Valoración: / 3
MaloBueno 

Según un nuevo estudio, el agua habría estado extendida por toda la superficie de Marte pero no en forma de océanos.

Al observar la mineralogía interior de los cráteres de las llanuras del norte de Marte y comparándola con la composición de las regiones en el hemisferio sur, los científicos han encontrado que el agua líquida alteró probablemente y de manera generalizada la mayoría de la corteza del Planeta Rojo hace unos 4 mil millones de años. Sin embargo, los nuevos resultados no son compatibles con otros estudios recientes que sugieren la existencia de un océano gigante que cubría las tierras altas del norte de Marte. Usando el instrumento OMEGA de la Mars Express y el instrumento CRISM de la Mars Reconnaissance Orbiter, John Carter, de la Universidad de Bibring de París, junto a otros científicos de Francia y los Estados Unidos, investigó grandes cráteres encontrando minerales que podrían haberse formado en presencia de agua. "Hemos detectado minerales hidratados en unos 10 de estos cráteres", dijo Carter. "Y llegamos a la conclusión de que la antigua corteza fue modificada de una manera muy similar tanto en el sur como en el norte, en un ambiente mucho más temprano, en las que se daban unas condiciones más cálidas y húmedas".

Carter agregó que en términos de la historia hídrica en Marte, esto significa que el agua líquida existió cerca de la superficie de un Marte primitivo a escala planetaria, y no limitada a un hemisferio.

Marte muestra una dicotomía entre el norte y el sur, así que mientras el sur muestra una superficie antigua, llena de cráteres, el norte muestra una superficie joven con llanuras bajas. Esto se debe a los procesos volcánicos que cubrieron de lava una parte de las tierras bajas borrando cualquier estructura antigua.

En la siguiente imagen tenemos al cráter Kunowsky,centrado en una latitud de 350,3 ° E, 56,8 ° N. En el mapa elaborado por CRISM muestra en diferentes colores a los distintos minerales presentes. Las líneas blancas punteadas indican los límites de las dos observaciones adyacentes.

Carter y su equipo comenzaron su trabajo en base a unos estudios de cientos de lugares del hemisferio sur de Marte que demuestran que los minerales hidratados se formaron sobre o cerca de la superficie del planeta hace unos 4 mil millones de años en un ambiente cálido y húmedo. Si bien  hoy Marte no puede mantener agua líquida en su superficie, los científicos saben que ha existido un sistema hidrológico débil en el hemisferio sur en base a las pruebas geológicas y morfológicas anteriores.

Si los minerales del hemisferio norte de Marte se formaron en presencia de agua,estos fueron enterrados por la lava generalizada e intensa que cubrió la zona hace 3 mil millones de años, volviendo a allanar esa región del planeta. Pero si nos fijamos en los cráteres de impacto, vemos que nos pueden ofrecer una ventana al pasado de Marte al penetrar a través de la corriente de lava y dejar a la luz trozos antiguos de la corteza marciana.

Carter dijo que los datos de OMEGA y CRISM muestran la asociación de minerales dentro y alrededor de estos cráteres en el norte muy similares a los que se ven en las antiguas tierras altas del sur, que incluyen filosilicatos o silicatos hidratados.

"Nuestro trabajo amplía nuestra visión del agua líquida en Marte", dijo Carter, "difundir nuestro estudio a regiones más amplias del planeta pueden constituir una restricción sobre el momento que ocurrió la alteración del hemisferio norte con respecto a su formación."

Otra de las conclusiones, dijo Carter, es que estas detecciones pueden ser un obstáculo para conocer el momento en el que Marte pudo haber sido propicio para la formación de la vida. "El escenario principal que explica la dicotomía es la de un impacto oblicuo entre Marte y un cuerpo celeste. Ese impacto seguramente habría destruido cualquier mineral hidratado pre-existente en la profundidad a la que los estamos viendo o pensamos que están. Así, la era de la estabilidad de las aguas que pudo tener lugar después de este gran impacto, no duró mucho tiempo (varios cientos de millones de años más). Así, nuestro trabajo puede proporcionar un límite inferior de esta era. "

En la siguiente imagen tenemos un mosaico del cráter Stokes, centrado en una latitud de 171,35 ° E, 55,56 °N

Mucho se ha especulado de la existencia de un gran océano sobre la superficie del hemisferio norte marciano, pero Carter aporta pruebas contrarias a su existencia, ya que no existe evidencia morfológica ni mineralógica de tal océano. En los aproximadamente 10 cráteres de las llanuras del norte donde encontraron minerales hidratados, también encontraron minerales máficos como el olivino. El olivino es fácilmente alterable bajo la presencia de agua, por lo que de haber existido un gran océano en el hemisferio norte, hubiera alterado a este mineral.

Carter dice que el estudio de estos cráteres es un desafío, ya que es difícil distinguir las rocas que son excavadas por los impactos y las que se formaron tras él.

Los cráteres marcianos también nos pueden ayudar a comprender mejor este fenómeno aquí en la Tierra ya que no se ven tan afectados por la erosión como en nuestro planeta.

Esta nueva investigación aparece en la edición 25 de junio 2010 de Science.

Más información en el enlace.


 
Por favor regístrese o haga login para añadir sus comentarios a este artículo.

Usuarios conectados

Tenemos 784 invitados conectado(s)

Usuarios registrados

Introduzca su identificación para acceder a los contenidos y funcionalidades reservados a usuarios registrados.

Lea nuestra Política de Privacidad

Si tiene problemas de acceso póngase en contacto con nosotros en info@astroerrante.com