El Astrónomo Errante

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Descubierto un planeta potencialmente habitable

E-mail Imprimir
Valoración: / 2
MaloBueno 

Impresión artística

Gracias al Observatorio Keck, ubicado en Hawai, se ha descubierto un atractivo planeta extrasolar. Cuenta con una masa equivalente a tres veces la masa terrestre y está situado en la zona habitable de su estrella,es decir, en la zona en la que es posible la existencia de agua líquida en la superficie.

De confirmarse, este sería el exoplaneta descubierto hasta ahora más parecido a la Tierra, y el primer caso de un mundo potencialmente habitable. Los descubridores también indican que este hallazgo podría significar que nuestra galaxia podría estar repleta de planetas potencialmente habitables.

"Nuestros resultados ofrecen un caso muy convincente para un planeta potencialmente habitable", dijo Steven Vogt, de la Universidad de Santa Cruz. "El hecho de que hayamos sido capaces de detectar este planeta tan rápidamente y tan cerca de nosotros nos dice que los planetas como éste deberían ser comunes."

En realidad, lo que Vogt y su equipo han encontrado han sido dos planetas más en el sistema estelar Gliese 581, uno de los más estudiados. Alrededor de esta estrella ya se habían localizado anteriormente otros seis planetas, lo que lo convierte en un sistema planetario muy similar al nuestro. Además Gliese 581 se encuentra a tan sólo 20 años luz de nuestro planeta en la constelación de Libra.

Lo más interesante de estos dos nuevos planetas descubiertos es que Gliese 581g cuenta con una masa equivalente a unas tres o cuatro veces la de nuestro planeta, y un periodo orbital de poco menos de 37 días. Su masa indica que es probable que sea un planeta rocoso con la gravedad suficiente como para mantener una atmósfera.

Este planeta está anclado por las fuerzas de marea de su estrella, lo que significa que siempre muestra la misma cara hacia el astro, mientras que el lado opuesto se encuentra en una perpetua oscuridad. La zona más habitable del planeta se encontraría en los alrededores del terminador, es decir, entre la línea de luz y sombra, ya que las temperaturas disminuyen mucho en el lado oscuro y aumentan sobremanera en la cara iluminada.

Anteriormente se debatió si otros planetas que componen este sistema podrían ser habitables o no. Dos de ellos están ubicados en los bordes de las zonas habitables, uno en el lado caliente (el planeta c), y otro en el lado frío ( el planeta d). Mientras que algunos astrónomos siguen pensando que el planeta d podría ser habitable si tiene una gruesa atmósfera que permitiera el efecto invernadero para calentar la superficie, otros científicos se muestran escépticos. Pero el planeta g, recién descubierto,se encuentra justo en el interior de la zona de habitabilidad.

"Tuvimos planetas en ambos lados de la zona habitable, demasiado caliente uno y  demasiado frío el otro. Ahora tenemos uno justo  en el centro", dijo Vogt.

Los investigadores estiman que la temperatura media de la superficie del planeta se sitúa entre los -24 y los 10 grados Fahrenheit, es decir, estaría situada entre los -31 y los -12 grados centígrados. Pero las temperaturas reales oscilarían entre un calor ardiente en la cara orientada hacia la estrella, y un frío glacial en el lado oscuro.

Si Gliese 581g tiene una composición rocosa similar a la de la Tierra, su diámetro sería de unas 1,2 a 1,4 veces la de nuestro planeta. La gravedad en la superficie sería más o menos igual o ligeramente superior a la de la Tierra, de modo que una persona fácilmente podía caminar en posición vertical sobre el planeta, dijo Vogt.

El planeta fue encontrado usando el espectrómetro CONTRATACIONES (diseñado por Vogt) ubicado en el telescopio Keck I, midiendo la velocidad radial de la estrella. El tirón gravitatorio de un planeta en órbita provoca cambios periódicos en la velocidad radial de la estrella madre que pueden detectarse y analizarse. Múltiples planetas inducen oscilaciones complejas en la marcha de su estrella, y los astrónomos usan sofisticados análisis para detectar planetas y determinar sus órbitas y masas por este método.

Además de las observaciones de velocidad radial, coautores del estudio como Henry y Williamson realizaron medidas precisas del brillo de la estrella noche a noche con uno de los telescopios robóticos del Tennessee State University. "Nuestras mediciones de brillo verifican que las variaciones de la velocidad radial son causadas por el nuevo planeta en órbita y no por un proceso innato de la propia estrella", dijo Henry.

Los investigadores también exploraron las implicaciones de este descubrimiento con respecto al número de estrellas que es probable que tengan al menos un planeta potencialmente habitable. Dado el número relativamente pequeño de estrellas que han sido cuidadosamente supervisadas por los cazadores de planetas, este descubrimiento ha llegado sorprendentemente pronto.

"Si estos sistemas son raros, no se debería haber encontrado este planeta de una forma tan rápida y tan cerca", dijo Vogt. "El número de sistemas con planetas potencialmente habitables es probablemente del orden del 10 o del 20 por ciento, y cuando usted multiplica eso por los cientos de miles de millones de estrellas en la Vía Láctea, el resultado es un número grande. Podría haber decenas de miles de millones de estos sistemas en nuestra galaxia. "

Más información en le enlace.


 
Por favor regístrese o haga login para añadir sus comentarios a este artículo.

Usuarios conectados

Tenemos 965 invitados conectado(s)

Usuarios registrados

Introduzca su identificación para acceder a los contenidos y funcionalidades reservados a usuarios registrados.

Lea nuestra Política de Privacidad

Si tiene problemas de acceso póngase en contacto con nosotros en info@astroerrante.com

Recomiéndanos

Google +1